La experiencia de Silvia con TEMPO

Silvia-Quiros-Tempo-Tambre

Hoy traemos de vuelta la experiencia que vivió Silvia Quirós en Tambre. Silvia siempre ha sido consciente de que quería ser madre. Por eso vitrificó sus ovocitos, para que en ella estuviese la posibilidad de formar una familia en el futuro.

Silvia siempre ha tenido una agenda muy apretada, pues es youtuber, maquilladora, fotógrafa, escritora e influencer, todo en una misma persona. Su trabajo siempre le ha planteado objetivos y retos nuevos constantemente. Y su vida siempre está llena de nuevos desafíos.

  • La maternidad, el objetivo que no quiere perder

El siguiente reto que no quería perderse era el de la maternidad. Ser madre es algo que muchas mujeres tienen como posible objetivo vital, y Silvia es una de ellas. Pero el problema es que no siempre se dan las circunstancias para que puedan serlo.

Silvia sabía que uno de sus objetivos personales en la vida es ser madre. Además, sabía que no estaba en el momento perfecto para involucrarse al 100%. Elegir este camino le ha hecho empezar su “plan B”.

La primeras reuniones y análisis previos con la Dra. Jessica García fueron muy positivos. Los niveles de hormonas y la reserva ovárica se encontraban en una situación bastante buena y favorable para realizar el tratamiento de vitrificación.

  • ¿Cómo fue el comienzo del tratamiento?

Silvia empezó el tratamiento de preservación de la fertilidad. El tratamiento TEMPO. Los médicos planificaron el tratamiento alrededor de su periodo menstrual, para comenzar la estimulación ovárica. Después se realizó con éxito la extracción de 15 ovocitos, de los cuales 13 se pudieron preservar en estado de madurez.

Tras tres días de reposo se reincorporó a su vida normal, con su ajetreo y actividad. Además, en general tras el tratamiento de TEMPO no ha tenido ningún efecto secundario. La hinchazón abdominal y dolor ovárico similares a los asociados a la menstruación pueden ser uno de los pocos inconvenientes.

  • TEMPO, una opción para ti

El tratamiento TEMPO le ha abierto a Silvia una nueva posibilidad que desconocía. Por eso en su blog quiso compartir de primera mano su experiencia. Asegura que, si hubiera tenido más información, lo habría hecho antes.

Congelar tus óvulos es una decisión que te permite vivir con más tranquilidad, vivir sin prisa y aumentar tus posibilidades de ser mamá en un futuro. Esta decisión te permite eliminar todas las posibles dudas que puedas tener. Además, la congelación permite que los óvulos no pierdan su calidad.

Estos tratamientos abren las puertas a muchas mujeres que las creían cerradas. El alto porcentaje de acierto en el tratamiento de fertilidad varía. Factores, como la edad, de cada mujer son importantes. A menor edad y mayor cantidad de óvulos se da una mayor posibilidad de éxito.

Junto con estas condiciones se recomienda acudir a una asesoría médica para conocer las posibilidades de cada tratamiento. Ya que cada mujer tiene unas circunstancias únicas y pueden variar año a año.

Ante la duda ¡congela!

Menú