Stephanie y su ciclo de preservación de la fertilidad

Stephanie Tambre-TEMPO

Hoy en el blog de TEMPO vamos a compartir la historia de Stephanie, una de las muchas mujeres que han decidido confiar en Clínica Tambre y en nuestros profesionales para congelar sus óvulos.

Los motivos que llevaron a Stephanie a congelar sus óvulos

Stephanie, que tiene un alto cargo en Marketing, sabe que la maternidad es algo que le atrae y le gustaría conocer algún día. No obstante, tiene claro de que todavía no ha llegado a su vida el momento adecuado de tener un bebé. Teniendo en cuenta que nuestra paciente tenía 39 años cuando se planteó esto y que, en materia de fertilidad cada año que pasa es de gran importancia, Stephanie quería saber si tenía opción de seguir atrasando su sueño de ampliar la familia. Por ello, empezó a indagar sobre clínicas de fertilidad para saber más sobre los procedimientos de preservación de la fertilidad.

¿Cómo llegó Stephanie a Tambre?

Stephanie es alemana, pero reside en Madrid y esa fue una de las razones por las que era más fácil si el centro en el que fuese a llevar a cabo su tratamiento de congelación de óvulos, estuviese ubicado en dicha ciudad española.

Cuando Stephanie decidió que quería preservar su fertilidad, contactó con varias clínicas, decidiendo finalmente hacerlo en Tambre por la simpatía que le transmitimos y por la vasta experiencia de Tambre en el sector. Stephanie nos cuenta también en su testimonio que el ambiente íntimo y acogedor de la clínica fueron otras de las razones por las que nos eligió. “Después del tratamiento, sé que ha sido una muy buena decisión,” dice Stephanie.

Las ventajas que ofrecen los procesos TEMPO

TEMPO es el nombre que Clínica Tambre le dio hace un tiempo a sus tratamientos renovados de preservación de la fertilidad. El objetivo de TEMPO es tener en cuenta las circunstancias de cada paciente, las cuales son únicas. De esta forma, nuestros especialistas en fertilidad pueden personalizar los tratamientos de congelación de óvulos como cada mujer se merece.

Stephanie cuenta asimismo que los 40 años de experiencia de la clínica sumaron muchos puntos a la hora de tomar la decisión de optar por preservar su fertilidad con nosotros, pero que lo que acabó por convencerla fue la flexibilidad de horarios que le ofrecimos. Stephanie, que por su trabajo tiene una agenda muy atareada, valoró mucho poder tener sus citas tanto a prontas horas de la mañana como a las últimas horas de la tarde.

Un importante mensaje de Stephanie para todas las mujeres

Nuestra paciente TEMPO dice estar muy contenta con su tratamiento al no haber sufrido ningún tipo de obstáculo a la hora de administrarse la medicación o cuando tuvo que someterse a la punción para extraer los ovocitos.

De igual manera, quiere decirles a todas las mujeres que, como ella, tengan en mente el sueño de ser mamás, que piensen bien las alternativas disponibles y que se informen bien, ya que la edad no tiene por qué ser un impedimento. “Todavía hay una oportunidad,” concluye Stephanie.

Menú